jueves, 7 de febrero de 2008

Agradecimiento personal

En el camino recorrido desde el embarazo de Celeste, al nacimiento de nuestro hijo Lorién, y después con la lactancia y la crianza, han habido personas de influencia muy importante cuya actuación a conseguido el parto fuera respetado, feliz, sentido, y vivido con gran emoción. Muchas de estas personas contribuyeron (y siguen contribuyendo) de forma plenamente consciente y otras contribuyeron de una forma más indirecta. De hecho hay algún caso de alguna persona que si hubiera sabido lo que teniamos en mente no hubiera puesto buena cara pero, contribuyó sin saberlo.

Decirles a todos, que muchas gracias por su aportación, porque el nacimiento de nuestro hijo ha sido la mejor experiencia de nuestras vidas, y gracias a las condiciones de su nacimiento y al apoyo recibido, su crianza esta resultando la nueva mejor experiencia de nuestras vidas. Gracias.

Algunas de estas personas son:
Mª Angeles Checa(Nuestra Matrona en la preparación al parto)
Encarna Sanz (Matrona en el parto)
Ana Belen Subiron (Matrona)
Las "chicas" de Aldama en la preparación al parto (Concha, Maria, Menchu, Eva)
Mª Jesus Blazquez (Biologa, profesora, Via Lactea, EPEN, ... Esta en todas partes, no se como llega a todo)
Juanjo Lasarte (Pediatra)
Dr. Ignacio Gasca (Nuestro tocólogo)
Dr. Javier Tobajas(Jefe obstetricia Miguel Servet, aunque no lo conocemos en persona)
Dr. Sergio Castán (Jefe de Paritorios Miguel Servet)
Dra. Villacampa (Ginecologa Miguel Servet)
Compañeros y Compañeras de la preparación al parto: Asún y Oscar, Ana y Paco, Elena, Isabel y Javi, Cristina ... todos, por compartir los momentos y las experiencias.
A las chicas de Masajes y Doulas (Eva, Bea)
Bernardo Monge

A los amigos que nos mostraron un camino distinto:
Ana yToño
Maite y Edu

Otras personas a las que no conocemos personalmente, y que nos han ayudado sabiendolo o no.
Pilar de la Cueva
Miembros (casi todo mujeres) del foro de El parto es nuestro
Mamen Compte

A nuestras familias, tanto por los apoyos, como por el respeto a nuestras decisiones.

Y sobre todo a ti, Lorién, por enseñarnos el camino para intentar ser buenos padres.