jueves, 5 de junio de 2008

¡Apoyo a la lactancia!

No, no es obstetra ...., no no es pediatra, .... es Matrona.

Mª Angeles Checa, es el "Angel de la guarda" oficial de muchas mamas y sus bebes cuyas lactancias podrían haberse perdido por diversos motivos, unos mas serios y otros sin importancia.

Y cuando digo sin importancia me refiero a que tiene fácil solución. El problema es que si no existe una apoyo real un pequeño inconveniente "técnico" con el pecho puede cargarse la lactancia de una Mama-Bebe. Porque para estas mamás ese "pequeño inconveniente técnico" es un enorme y real problema.

A veces dramático. Unas grietas en el pezón pueden suponer un gran drama emocional para una mamá que quiere amamantar pero tiene enormes dolores. En algunos casos el deseo de cuidar a su bebe choca frontalmente con el sufrimiento que experimentan que llegan a tener emociones contradictorias hacia su bebé que les demanda la teta como bebes supervivientes y con gran sabiduría que son.

La recomendación clásica de pediatras, personal sanitario y familia es que deje de dar lactancia, que no merece la pena sufrir cuando hay biberones y alimentación artificial.

Mª Angeles ayuda emocional y profesionalmente a estas mujeres y bebes, solucionando sus problemas con el pecho y salvando lactancias que parecían condenadas al fracaso.




Pero no es una lactancia la que salva solamente, ... salva a las mamás de sentimientos erróneos hacia ellas mismas, autoculpabilidad, inseguridad, temor,.. y convierte a mamás con esos sentimientos en mamás seguras, confiadas y "guerreras" que ayudan a su vez con su firmeza y seguridad a que otras mamás puedan superar sus problemas con el pecho.

Lo he visto: mamas desesperadas porque su niño no engorda lo que el pediatra esperaba y a las que les daban muestras ilegales de leche artificial para "ayudar", presionadas por el miedo de sus familiares, se han convertido en autenticas mamás seguras y confiadas en su propia naturaleza y en ayudar a las demas.

El drama es que muchas mamás-bebes no pueden contar con esa ayuda, porque en la sanidad aragonesa no se valora lo suficiente la lactancia materna, no se valora la maternidad, no se valora a la mujer en definitiva.

Muchas abandonan autoconvencidas de que no tenían leche o que su leche no valía (falsas creencias); lo que para ellas significa a un nivel muy profundo y generalmente inconsciente que son ellas las que no valen para cuidar a su bebe. Este es el terrorífico mensaje que se les da a las mamás en esta sanidad, en esta sociedad, salvo excepciones.

Ahora estas mujeres han querido reconocer la labor de Mª Angeles, que organizó en su centro de salud del arrabal un grupo de lactancia que ha ido creciendo y creciendo.

Señores de la sanidad Aragonesa y Española, responsables de Centros de Salud, Hospitales, Centros de especialidades, consejos de Salud,... tiene ustedes la obligación de apoyar estas iniciativas, a estas personas que salvan lactancias, emociones, crianzas, personas que realmente promueven la salud a todos los niveles. Tienen ustedes la responsabilidad de no fallar a estas mamás y bebes.

Apoyen a Mª Angeles y a todos los profesionales que, como ella, hacen esa excepcional labor; y promuevan programas de ayuda a la lactancia en todos los centros de salud. Los beneficios para la sociedad serán enormes.

Gracias Mª Angeles, gracias mamás, gracias bebes.