martes, 20 de enero de 2009

Soy Madre y no estoy loca

Esta es la vivencia de mi puerperio que me gustaría compartir con otras mujeres porque me parece importante poder hablar de ello, igual es una locura pero es que no se como expresarme mejor, es que la razón todavía brilla por su ausencia je, je.

Podría ir acompañado de una referencia al libro de Laura Gutman,que realmente explica muy bien todo lo que nos sucede en esta fase tan rica de nuestras vidas, y que a mi personalmente me esta ayudando muchísimo a aceptar todo lo que me está pasando.
Sigue siendo un tema muy complicado de compartir.
Myriam.

PUERPERIO: SOY MADRE Y NO ESTOY LOCA

Al igual que la expresión "parto gozoso", nunca había escuchado la palabra puerperio, o si lo había hecho ni sabía lo que significaba, ni que fuera tan decisivo en la vida emocional de la mujer. ¡Y eso que pertenezco a una familia de mujeres principalmente!

En febrero del año pasado fui mama por primera vez (y espero que no la única je, je) tras un parto gozoso (que no muy respetado) Samuel irrumpió en mi vida. Y entonces conocí el caos: no me daba tiempo de hacer nada, no podía hacer nada sola, no quería tener visitas, sí quería tenerlas...

Primeros días: teta, caca, teta, teta, dormir, teta, visita, teta, primer plato, teta, segundo plato, brazos, postre, ya no tengo ganas, quedarme embobada mirándolo, contacto permanente, hora chanante, brazos, bailes, musica, tripillas, dormir, teta, dormir, teta, dorm..

Pasa el tiempo y menos mal que voy a un grupo de postparto: por fin salgo sola de casa con Samuel, ¿lo hago bien?, ¿lo hago mal?, llora, ¿por que?, angustia, otras mamás, otros bebes, ruido, oreja, oído, sonido,llanto...

Samuel ya tendrá unos 5 meses y yo esperando que la lucidez vuelva a mi cabeza: ¿vuelves? razón vuelve por favor, hoy no vuelve, vuelve, no vuelve, vuelve, no vuelve, no vuelve...

¿Que, me pasa? Estoy en otra dimensión, sola, sola, sola ¿y las mujeres?¿y las madres?¿y los bebes? ¿y mi líbido? ¿mi piel?¿yo? me perdí.

Hoy dia 1 de diciembre hace 10 meses de esta aventura y soy una mujer, madre, amante, feliz, triste, arropada, sola, plena, vacía, cuerda, capaz de reir y llorar a la vez, en definitiva loca.

3 comentarios:

Lorién dijo...

Hola Myriam, gracias por tus reflexiones. Precisamente ayer Celeste me comentaba que habia hablado con una mamá que le dijo:
- ¿tu hijo habla ya? (se llevan un més).
- Dice cosas, teta, tetita, tata, tia, ahora esta con la "t"
- ¡El mio no dice nada !
- Bueno, el tuyo anda y el mio no. Cada uno lleva su proceso y su ritmo.
- Claro, claro, ¡es verdad!

Esa conversación le dio tranquilidad a esa madre. Desde que nació el peque hemos comentado cuantas inseguridades hay en una madre. Inseguridades creadas artificialmente por la sociedad que transmite a la mujer dudas sobre su propia naturaleza: parir, amamantar, criar .. algo que siempre había sido natural ahora es un mar de dudas he inseguridades que la gente del entorno refuerza diciendo lo que tienes que hacer.

Y tu eres una mujer consciente y con una tradición familiar de crianza natural. Tan solo con lo natural del puerperio te defines como "loca".

La incomprensión de la sociedad hacia esta situación hacen que se refuercen conductas violentas hacia la mujer introduciendo estas otras inseguridades creadas artificialmente, que se suman al puerperio natural y que lo desprestigian cuestionando a la mujer, tachándola de exagerada, de apegada, de loca, diciéndole que no coja al niño en brazos, que lo deje llorar, que se espabilará, que duerma solo. Y todo porque el proceso natural del puerperio te da esa maravillosa locura que la sociedad no admite ni respeta.

Y para finalizar mi comentario, como tu dices: Menos mal que existen los grupos de crianza. Si una madre consciente, que sigue sus instintos y que tiene apoyo en su entorno (como tú) los necesita .... ¡Que va ha pasar con las mujeres que son cuestionadas por su propio entorno!

Acaban haciendo lo que realmente no desean hacer, y para superar la angustia de esa ruptura con el bebé acaban justificandose con los argumentos de los que la cuestionan y le dicen lo que hacer, haciendo suyos esos argumentos, por supervivencia, por no sentirse culpable, les dan validez: "Es por su bién". Mentira.

samuelera dijo...

Así es, y es que en un mundo (zaragoza año 2009) en el que cada vez vivimos mas desconectados de nosotros mismos, y donde los esfuerzos y el precio que pagamos por mantener esa desconexion son brutales, el momento del puerperio (como cualquier otra crisis personal) son como una bofetada en la cara. Son momentos de una lucided brutal acompañados de los absurdos mas tremendos. Se necesitan muchos apoyos sinceros de la gente que nos quiere,y finalmente salimos fortalecidos,son ocasiones de crecimiento increibles que nos regala la vida y es una pena que nos empeñemos en boicotearnoslas.
Una vez mi terapeuta me dijo "Myriam estas en una crisis personal ¡que bien!" ¡Menos bonita se me paso de todo por la cabeza!Jajaja.... AAiiiss pero que razón tiene, vivir una crisis personal,buscar a alguien que te pueda ayudar y juntos descubrir lo mas profundo de tu alma...no se ni como expresarlo.
Pues eso que seamos puerperas sin complejos,que nos lo merecemos,que se trata de nuestro crecimiento como mujeres y que seamos amorosamente acompañadas.
¡EL PUERPERIO ES NUESTRO!

(Ay madre mia, que momento de exaltación, jeje!!!)

oko dijo...

Me ha encantado. También puedo decir que en mi experiencia, durante el embarazo parecía que todo terminaba en el parto. Nadie me había comentado qué pasaba despues.

La llegada a casa con la peque fue el momento más relajante. A patir de ahí éramos sólo nosotros 3, la peque y yo y el papi cuidándonos a ambas y encargado con todo lo demás. Fue un momento mágico. Pero aún así, y en un entorno bastante respetado, necesitamos ayuda. Para nosotros Lactaria fue la tabla de salvación.

Es cierto que por mucho que te prepares, el compartir tu experiencia con otras mamás igualmente locas es la mejor terapia ante los fantasmas y las dudas.