miércoles, 1 de abril de 2009

¡¡¡ Que no os separen ... ni con 9 meses !!!!

Nuestra amiga Susana nos envía un interesante relato de lo que se puede conseguir en el Clinico si simplemente haces lo necesario para conseguirlo. Enhorabuena Susana, y gracias por el articulo.

QUE NO NOS SEPAREN … NI CON NUEVE MESES.

Hola a tod@s, mi nombre es Susana y tengo un bebé de diez meses, quisiera compartir con vosotr@s la experiencia que recientemente viví por si puede ayudar a otras mamás en situación parecida.

Hace unos meses me indicaron que tenía que ser sometida a una pequeña intervención de obstetricia que requería el ingreso en el hospital CLÍNICO LOZANO BLESA, con una estancia de tres días a una semana en función de las circunstancias.

Mi primera preocupación fue que es lo que iba a pasar con Diego, nuestro bebé de nueve meses. Diego es lactante y aparte nunca antes nos habíamos separado más de unas horas y temía un posible trauma por su parte (¿cómo explicarle a un bebé de 9 meses por qué su mamá no está, por qué su mamá no le da el pecho? ¿cómo explicarle a un bebé de 9 meses el concepto del tiempo, de que sólo serían unos días?) y me preocupaba el cambio radical en la alimentación. Además sabía que nuestra separación supondría para mí una gran angustia y pensaba que repercutiría negativamente en mi recuperación. Así que decidí hacer todo lo posible para que esto no sucediera.

Me comentaron en el grupo de lactancia la posibilidad de que nos ingresaran juntos. Así que primero lo consulté con el ginecólogo de INOCENCIO GIMENEZ que tramitó la operación y la verdad es que evitó el tema, casi como si no me oyera. Después lo comenté a la anestesista el día de comprobación de los resultados previos a la operación y me comentó que no podría darle el pecho al bebé hasta que no se pasara los efectos de la anestesia y que total sólo iba a ser un par de días. La verdad es que salí un poco desmoralizada. Mi impresión es que veían al bebé ya autónomo por tener nueve meses y era como complicarse la vida “innecesariamente”.

Por otro lado me enteré de que había unas habitaciones en la 4ª planta en la parte de ginecología que eran ocupadas por mamás con sus recién nacidos y que es ahí dónde podría solicitar el ingreso, me pareció una buena idea. Me acerqué a ATENCIÓN AL PACIENTE para ver que trámites eran necesarios realizar. En principio aunque muy amables de nuevo sentí como que me intentaban convencer de lo complicado del asunto, desconocían el tema de la posibilidad de la 4ª planta que me habían comentado y ante mi insistencia me instaron a que realizara una solicitud por escrito.

Presenté este escrito en ATENCIÓN AL PACIENTE y en DIRECCIÓN MÉDICA, además me acerqué a hablar con la supervisora de maternidad en la 4ª planta, Esmeralda, fue muy amable, me explicó que en principio no habría ningún problema en el ingreso en conjunto que avisara cuando tuviera fecha de operación, se preocupó por el tipo de intervención al que iba a ser sometida y me transmitió un mensaje de tranquilidad. Al día siguiente recibí una llamada de Isabel, secretaria de dirección médica , me indicó muy amablemente que la solicitud había sido admitida, a la semana siguiente recibí una llamada de Atención al paciente para confirmármelo también. Experimenté un gran sentimiento de alivio.

Una vez conocida la fecha de operación, me acerqué a comentarlo a Esmeralda, pero estaba de baja y me remitieron a que hablara con Carmen Perales, supervisora de enfermería de ginecología, le comenté mi caso y de la admisión de mi solicitud, fue muy amable y me dijo que harían lo posible por darme una habitación en la que estuviéramos solos Diego y yo.

Por fin nos instalaron en una habitación para nosotros solos. Una vez ingresada, la ginecóloga que me atendió (desconozco su nombre) me informó con todo detalle de lo que me iban a hacer según las circunstancias y contestó a todas mis preguntas. Los operadores Dr. González Ramos y Dr. Diaz pasaron por la habitación y de nuevo me explicaron todo muy bien.

Al principio el personal estaba un poco sorprendido ante la presencia de Diego, pero todo el mundo estuvo muy solícito y amable, dando muestras de afecto a Diego. Como no sabía cuándo podría dar el pecho a Diego me fui sacando leche en botecitos que dejaba en control para que los guardaran en la nevera, incluso me suministraron botecitos vacíos para ello. Cuando necesitábamos que calentaran algún bote de comida complementaria para Diego nos atendían siempre con una sonrisa en la boca. Durante toda la estancia en el hospital, todo el personal de planta se portó muy bien con nosotros tanto en lo personal como en lo profesional.

Y como de bien nacido es ser agradecido:

Agradezco a la dirección médica el permiso para ingresar con Diego, dando muestras de comprensión y sensibilización ante el tema de no separar a un bebé de su madre.

Agradezco a Dafcle de atención al paciente por tramitar todo tan rápido.

Palabras de agradecimiento por la calidad humana y la profesionalidad del personal de la 4ª planta del Hospital Clínico Lozano Blesa, en especial a Esmeralda por decirme que no habría problema en ingresar con Diego y a Carmen Perales por hacernos la estancia lo más cómoda posible.

Agradezco la calidad humana y profesional de los ginecólogos que me atendieron: Dra. que me atendió 1º, Dr. González Ramos, Dr. Díaz; al personal de operación, en especial a Rosa, enfermera anestesista ( además de buena profesional, guapa y simpática) y a la anestesista (desconozco el nombre).

Agradezco la empatía, el interés desinteresado y la ayuda inestimable de Carmen Sanisidro (Centro de salud Delicias Sur) y Eva Bujeda (monitores planta -1 Hospital Clínico Lozano Blesa) y Lola (enfermera y compañera de yoga).

Agradezco al grupo de lactancia del Arrabal que lleva la matrona Mª Ángeles Checa, todo el apoyo recibido tanto en este tema como en todo lo que supone la maternidad y la lactancia materna. Gracias a todas, chicas.

Agradezco a mi pareja y a mis familiares que comprendieran mi modo de hacer las cosas y también que aceptaran la petición de limitar las visitas por el bien de Diego y mío.

Por último incluyo la carta de solicitud por si alguna madre se encuentra en situación parecida y le puede servir, esperando que pronto se normalice este tipo de situaciones:



ZARAGOZA, 6 de febrero de 2009

Estimada señora, estimado señor:

Soy una madre lactante a la cual le van a intervenir de una formación quística serosa en la zona del útero. Teniendo conocimiento de que en la planta 4ª, en obstetricia, disponen de seis habitaciones destinadas a la estancia de parturientas con sus recién nacidos, solicito el ingreso con mi hijo en una de estas habitaciones ya que al igual que estos bebés, no está enfermo pero es lactante y necesita a su madre, separarlo podría suponer estar expuesto a riesgos y daños tanto psicológicos (estrés, sentimiento de abandono, dificultad de restablecer el vínculo afectivo), como físicos (enfermedades psicosomáticas, trastornos alimentarios por la interferencia en la lactancia).

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y a partir de entonces introducir progresivamente otros alimentos, manteniendo la lactancia hasta los dos años o más.

Para que este derecho de la madre y del bebé pueda ser realidad si durante el período de lactancia materna se produce un ingreso hospitalario materno, es necesario que se le facilite la continuación del amamantamiento recurriendo a la estancia conjunta de madre e hijo.

Es por ello que nosotros como padres responsables, nos dirigimos a usted para que como representante del Hospital Clínico Lozano Blesa autorice la solicitud de ingreso conjunto de madre e hijo para recibir una adecuada asistencia sanitaria. Es una petición posible, puesto que están los medios a su alcance y es una petición lógica, puesto que prima el derecho del bebé que es un ser inocente e indefenso. Está demostrado que los bebes amamantados y que permanecen en contacto con la madre enferman menos, lo que supone un ahorro importante para el sistema sanitario y para el sistema productivo.

Esperando que tenga a bien considerar esta solicitud, quedamos a la espera de sus noticias.

Un saludo afectuoso.

Firmado:

2 comentarios:

Mª Pilar dijo...

Qué alegría! Porque todo haya ido bien y porque parece que las cosas van cambiando.

En esta ocasión hay que poner un diez a los sanitarios.

Nathalie dijo...

de verdad esta genial.