lunes, 16 de febrero de 2009

!Lo mejor es que te hagan una Cesarea!

No, no, no es que sea lo mejor, por su puesto que no. Pero es una frase recurrente entre muchas amigas que han dado a luz por cesárea.

Sin embargo la cesárea es una operación de cirugía mayor, no exenta de riesgos, y con una mortalidad materna muy superior a un parto vaginal.

Entonces, ¿que puede llevar a estas mujeres a asegurar que la cesárea es lo mejor?

He aquí mi teoría:

La mujeres que han sufrido una cesárea o bien la han tenido programada, o bien han sido sometidas al proceso de inducción "normal" de un hospital, (habrá también cesareas de urgencia inmediata, pero son las menos)

a) Si la cesárea ha sido programada puede haber sido decisión médica o solicitada por la madre.

  • En el primer caso la madre cede "por el bien de su bebe", porque para argumentar la necesidad de una cesárea el "profesional" tiene que inducir el miedo a esta mujer, y claro cuando tienes un supuesto experto que te dice que hay que hacerla y no tienes información ni se te ocurre recabar una segunda opinión ...(dada la supuesta urgencia, que extrañamente muchas veces es demorada un par de días- ¿no era urgente?).

  • En el segundo caso (decisión de la madre), las motivaciones pueden ser miles, y no voy a entrar ahí, pero seguro que el miedo, consciente o no, al parto, está presente. Cualquier profesional decente intentaria quitarle la idea de la cabeza a la madre.

b) Luego están las madres a las que les han programado una inducción: La mayoría de los casos son mujeres que entran en semana 41 o que aparentemente el bebé tiene poco peso. Otro de los motivos argumentados (¡esta de moda ultimamente!) es poco liquido anmiotico.

c) Por fin están aquellas madres que habiéndose puesto de parto de forma normal (espontáneamente entre la 37 y 42 semanas), acuden al hospital (misteriosamente por una puerta que pone "Urgencias"; ¿no es un parto normal?) y como las condiciones de ese día (numero de partos, personal disponible, cambios de turno, personal que actúa por comodidad propia y no por el bien de madre y bebé), se comen el paquete entero de la inducción: Estimulación con oxitocita sintética, suero intravenoso, epidural (esta última por deseo de la mujer, pero si no la desea mal remedio le queda), ...


En fin, que salvo en los casos en los que la madre o el médico desea una Cesárea o inducción (aberrante hasta para la mayoria obstetras), la madre que es sometida a un proceso de inducción tiene muy altas posibilidades de que el proceso sea algo como esto:


1. Estimulación con oxitocina:

Las contracciones se hacen más rápidas, intensas y dolorosas (esto es lo que da al parto su mala reputación en cuanto al dolor, porque no es el dolor fisiologico natural y saludable, si no una versión intensificada del mismo)

El cerebro, al no estar informado de estar produciendo su propia oxitocina (o mal informado), por la presencia de la oxitocina sintética, no envia la orden de emitir endorfinas (hormonas del placer, que hacen de la experiencia del parto gratificante)

2. Epidural: necesaria para evitar el tremendo dolor de las contracciones creadas artificialmente, con sus riesgos.

3. El monitor (que da muchas falsas alarmas) indica perdida del bienestar fetal, que puede ser debido a la intensidad de las contracciones (por la oxitocina artificial) o por lo contrario: la epidural baja la tensión arterial de la madre, si no se compensa adecuadamente con el suero salino, y aunque se haga hay riesgo de perdida del bienestar fetal ( no llega suficiente sangre al bebe a través del cordón).

4. Entramos en un ciclo de estrés (en los medicos y personal sanitario y tambíen en la madre). Sufrimiento fetal, se llama al medico, el medico intenta compensar mediante el flujo de anestesia, oxitocina, o suero. Si la condición de alerta no cambia, se sigue intentando compensar pero con más alarma y miedo.

La madre ve entrar gente con bata blanca, que no sabe quien son, que no la miran, solo al monitor, o entre ellos. Que actúan como si la madre no estuviera debido la urgencia del momento. La madre se asusta, pregunta, no recibe respuesta, o recibe malas respuestas por parte del personal que está nervioso. El miedo aumenta, teme por su bebe, teme por ella, esta muy asustada (lo que aumenta la adrenalina en su cuerpo dificultando aún más la situación, ya que la adrenalina bloquea el parto, por que es opuesta a la oxitocina).

Los médicos consiguen estabilizar la situación, pero lo anterior puede volver a suceder una o varias veces. Si sucede varias veces optarán por la cesárea (seguramente con motivos). Si no optarán por la vía vaginal, por que saben que es mucho mejor para madre y bebé, y que la cesárea es una cuestión de necesidad por urgencia.

Mientras la madre sigue asustada, sus niveles de adrenalina son altos, y la inducción no funciona bien (es difícil mantener el adecuado equilibrio entre oxitocina y epidural, y mucho más en estas condiciones). La madre llegados a este punto tiene tanto miedo y esta sufriendo (emocionalmente) tanto que lo que desea es que acabe pronto (ya) todo. Pero los médicos están empeñados en la vía vaginal y ella se pregunta por que no lo sacan ¡ya!, ¡¡por dios, que me lo saquen!!

Conviertiendo una experiencia que podria ser gratificante en una experiencia horrorosa para la madre, que no tiene dolor físico por la epidural, pero que siente un gran "dolor" (que puede llegar a sentirse como físico, somatizandolo a pesar de ser anestesiada: es una de las razones por la que muchas madres dicen que la epidural no les sirvió de nada, otra es que realmente no haga efecto por tardia o por dosis mál ajustada).

En todo esto, el bebe, ya en expulsivo, no puede salir (los motivos pueden ser muchos):
  • La perdida de sensibilidad en la musculatura del canal de parto (por la epidurál) impide que el cuerpo encamine bien al bebe.
  • Las contracciones son demasiado intensas y descoordinadas y el bebé sale "a trompicones" y puede quedar "atascado", especialmente cuando pasa entre las espinas ciaticas. Con tanta contracción violenta es más fácil que el cordón se enrede alrededor del cuerpo del bebe, acortando su distancia y impidiendo su salida al exterior (ya que el bebe al "verse agobiado" por la presión del cordón no avanza, a pesar de las embestidas de las contracciones: !!pongamonos también en la piel del bebe!!.
Tabien hay causas que podrían no tener que ver con la inducción, claro.

La cuestión es que cuando los médicos acaban decidiendo que es mejor una cesárea, la madre lo vive como una liberación, como el fin del sufrimiento que esta padeciendo.

De esta forma acaba formándose varias ideas:
  • "El parto es un proceso horrible y doloroso",
  • "Incluso con la epidural duele mucho" así que "menos mal que hay epidural" o "yo, !sin epidural!, ¡ni loca!",
Ideas erróneas basadas en las horripilantes vivencias de madres y cuya mala experiencia es debida realmente a la manipulación y medicalización del proceso del parto, y la falta de respeto y consideración del personal que lo atiende.

Y por fin una última idea:

"Lo mejor es una cesarea".
¿Por que lo dicen?
¿tu que crees?


Hechos:
  • La mujer que ha sufrido una cesarea tiene menos posibilidades de dar Lactancia materna
  • La mujer que ha sufrido una cesarea experimenta el sentimiento de no querer tener más hijos, y muchas desisten de tener más.
(Ambas cosas reconocidas por la SEGO en documento de consenso año 2000 sobre lactancia materna)

Interpretaciones: La consecuencias se achacan a la cesarea en si, y no se analiza para nada la situación emocional de la madre durante el parto. (Las emociones no son de interés de los médicos)

Consecuencias:
  • La visión del parto fisiológico se iguala a la visión de un parto medicalizado, pero sin ser consciente de que no tienen nada que ver.
  • Socialmente a la mujer se le transmite miedo al parto, y por extensión a su propio cuerpo y su capacidad de parir y criar con el.
  • Algunas mujeres acaban por pensar que la "Cesarea es lo mejor".
  • Muchas mujeres acaban sintiendose malas madres y desconectadas de sus hijos, por que nadie les ha contado lo que les ha pasado y por que.
  • En muchos casos (cuando no hay apoyo adecuado, y la situación familiar no es la más adecuada) la violencia sufrida se transmite a los hijos en forma de abandono, maltrato psicológico e incluso físico.

En muchos hospitales (incluido el Servet), se recibe mal a las mujeres que no desean epidural y se las presiona para que se la pongan, se las maltrata por parte de cierto personal. Son las raras por que no están tan influidas por el miedo social al parto como la mayoría de las mujeres, desde hace varias generaciones.

Así que si en los hospitales no quieren "mamiferar el parto" y buscar un parto agradable, placentero e incluso orgasmico, para las mujeres, que pasen a hacer cesáreas directamente ¿NO?

3 comentarios:

Patricia dijo...

Me siento muy familiarizada con lo que cuentas. Mi parto fue primero inducido por pérdida de peso de mi bebé, y acabó en cesárea por sufrimiento fetal. La verdad es que cuando te dicen que te van a hacer la cesárea te sientes "liberada", después de haber pasado momentos de muchos nervios, en mi caso más que dolor por las contracciones, pues la matrona era muy desagradable, me hizo daño en las exploraciones y al ponerme el suero, y parecía que le incomodara estar trabajando. Pero no pienso que la cesárea sea lo mejor: no me podía mover cuando trajeron a mi niño, que por supuesto no me pusieron encima al nacer (de hecho casi se lo llevan sin enseñármelo), y me encontraba tan mal que no me opuse a que se lo llevaran al nido (y odio que se los lleven!!).

Anónimo dijo...

Yo también estoy familizarizada con todo eso y tampoco creo que una cesarea sea lo mejor.

Mis dos partos fueron por cesarea y entre los dos un aborto involuntario de 16 semanas que después de cinco dias intentando parir acabó con un legrado y con el riesgo que suponía.

De todas maneras, puedo decir que mis hijos han tenido lactancia marterna a demanda todo el tiempo que han querido (el mayor se destetó con 4 años) y que he sentido el apego de forma natural.

Todos los estremos son malos y destigmatizar la cesarea también. La cesarea ha salvado muchas vidas y si por desgracia te toca, no impide que vivas tu maternidad con plenitud.

Yo le debo la vida a mis dos cesáreas y mis cicatrices son un recuerdo hermoso de mis hijos.

Igual que tenemos derecho a lactar todo que queramos, tenemos derecho a que la ciencia salve nuestras vivdas y las de nuestros hijos. Pongamos todo en su sitio y no nos sintamos mal por no haber podido parir de forma natural.

Lorién dijo...

Estimada Anonima.
Quiero decirte que el articulo esta inspirado en la frase "Lo mejor es una cesarea" que muchas personas y demasiados profesionales esgrimen.

El articulo no trata de las situaciones en las que las cesareas son realmente necesarias, y debes saber que la opinión de este blog es que la Cesarea es un recurso vital cuando un parto evoluciona a una situación de riesgo que la hace, ya no imprescindible o vital, si no prudentemente recomendable.

El articulo pretende atacar a las "innecesarias", y a los "motivos" que ciertas personas tienen para sugerir, proponer o "provocar" una "innecesaria"

Aqui también opinamos que la cesarea salva vidas, cuando se hace en las situaciones adecuadas.

Si has sentido que esa no es nuestra opinión aprovocho para decirte que estamos de acuerdo contigo en todo lo que dices.

Gracias por participar en el blog.