lunes, 1 de diciembre de 2008

Estivill funciona

Que si, que si, de verdad, que funciona. Que tú aplicas el método a un niño que se despierta mucho y acaba durmiendo de tirón. Bueno, en un porcentaje falla, pero puede que sea por aplicar mal el método.

Y es que tengo un enano de 12 meses que se despierta cada hora y media, dos horas y lo duermo al pecho. Y claro, hay días que estoy muy cansada. Tengo que decir que la mayoría no, pero hay días que son duros. Así que mucha gente me ha recomendado en algún momento el método Estivill.

Lo que yo no me atrevo a plantearles es lo siguiente. Una de las cosas que me da más pánico es que, el cole, siendo pequeño, algún desalmado abuse él y tenga miedo de decírmelo. También quiero que si alguna vez, de adolescente, se mete en un lío cuente conmigo para ayudarlo. Vamos que yo quiero que mi niño sepa que yo voy a estar ahí, siempre, para lo que el necesite.

Eso choca frontalmente con que cuando se despierta (lo normal en un humano cada ciclo de hora y media a esa edad) y no sabe volver a dormirse, yo no le ayude a hacerlo.

Si ahora le enseño que se las tiene que apañar solito, que papa y mama te quieren pero que se van a otra habitación, y que se busque la vida para dormirse. ¿Cómo le voy a enseñar luego que no, que tiene que contarme sus problemas?

Lo siento, pero hasta que alguien me demuestre lo contrario, Estivil consiste en dejar a tu hijo solo con su problema y que, por puro agotamiento, aprenda la técnica de dormirse.

Normalmente, si no son muy allegados, y me recomiendan el “Duermete niño” digo aquello de “Ah, vale, muchas gracias” si no me pillan belicosa. Pero claro, cuando hablamos de allegados, normalmente padres que ya lo han aplicado, el argumento anterior ni me atrevo a mencionarlo (los estaría atacando/cuestionando).

Tampoco menciono otra cosa. Aprenden a dormirse solitos pero ¿A costa de qué? ¿Qué consecuencias tiene que aprendan algo a base de llorar desconsoladamente (es decir, sin ningún consuelo literalmente)?

Si mi hijo aprende que no hay que meter los dedos en el enchufe por sí mismo, lo mejor que le puede pasar es que lo aprenda con un garrampazo. Lo peor… Así que prefiero, yo misma, indicarle que el “enchufe no”. Es cansado, lo reconozco, pero lo prefiero a tener un bebé al’last

¿Pasa lo mismo con el sueño? ¿Evitar MI cansancio supone ponerle a él en riesgo? Son varios los estudios que alertan sobre las posibles secuelas de dejar llorar a un niño sin atención. ¿Merece la pena jugársela?

Veamos, ayudar a un bebé a dormirse cada vez es cansado y hace falta apoyo. Seguir ese ritmo de despertares aunque sea colechando y con lactancia (algo que palía el esfuerzo de la madre) es duro y los dias “malos” (dias que están raros, malicos, alborotados,…) más. Es verdad que acabas sincronizándote con el bebé y es más llevadero, pero si por el día no tienes un apoyo que te permita “reponerte” teniendo alguna siesta o rato de relax me parece inviable. Es poner en la balanza nuestro esfuerzo físico frente a la otra opción.

Pero mi problema, por el cual aún me convence menos, es que tengo a unos papis muy cercanos que lo aplican para todo y oye, primero que no los veo más descansados. Ellos también tienen malas noches. Además me dicen que sus hijos son unos llorones, que pueden estar llorando y llorando por cualquier cosa o por nada (según ellos). Me hablan de que pierden la paciencia y los nervios. Encima, a uno de sus hijos le han detectado una enfermedad neurológica bastante seria. Y, lo siento, pero no he podido evitar pensar en sus llantos desconsolados.

Reconozco que es un caso frente a uno en un mar de millones de experiencias, que es muy probable que la enfermedad no tenga que ver con el método, pero, si nos limitamos al hecho de que me recomiendan el “Duérmete niño” para que yo descanse, yo me veo mucho más descansada a mí misma ;-)

Pero creo que no sólo descanso porque sean más o menos livianos los despertares sino porque pienso que mi hijo NO me está tomando el pelo. Es algo muy importante. Cuando mi niño llora y voy a atenderlo lo hago pensando que me necesita, remueve todo mi cariñito y saco lo mejor de mí misma para atenderle.

Veo que, aquellos que piensan que su hijo les está puñeteando, están todo el día de mala leche. Y es natural. Imagínate por la noche, estás viendo una película en tu sofá y llama tu vecino a pedirte un trozo de papel para apuntar su lista de la compra. Se lo das y te vuelves a sentar. Vuelve a sonar el timbre, que tu vecino te dice que no le pinta bien el boli que si se lo puedes apuntar tú. Bastante desconcertado, lo haces. Se va, te vuelves a sentar. Suena el timbre otra vez, que oye, que ya que estás, por qué no le compras tu lo que necesita mañana ¿Qué cara se te queda? ¿Te estás perdiendo tu ratito de relax por la noche porque le apetece tomarte el pelo????

Ahora imagínate otra situación. Es tu día libre y puedes estar en la playa. Ha salido un día estupendo. Estás tostándote al sol la mar de a gusto. De repente, al niño al que tienes al lado le ha picado una medusa. Acompañas a su apurada madre al centro de socorro. Te vuelves a sentar. Vuelve la madre sin el niño. Te dice que viene a recoger sus cosas para coger un taxi e ir al hospital, donde se han llevado a su hijo porque podría tener una reacción alérgica. Te ofreces a llevarla en tu coche, lo tienes ahí y es más rápido que el taxi. El esfuerzo es bastante mayor que la de la historia del vecino, has perdido tu día libre, no has descansado, etc… Pero no estás cabreado, incluso hasta te sientes bien por haber ayudado en lo que has podido.

Esa es la diferencia entre atender a tu hijo pensando que te está tomando el pelo o pensar que es una pequeña personita que depende de ti y te necesita. Que, cualquier esfuerzo, es mucho menor.

4 comentarios:

samuelera dijo...

Pues si, es lo malo del conductismo, que funciona :S
Lo que pasa es que funciona a corto plazo y con el paso de los años cuando empiezan los terrores nocturnos,los insonmios,la ansiedad... nadie se acuerda ya de cuando era un bebe abandonado en la oscuridad.

Estefania dijo...

Saluditos Samuelera!
Confieso que yo tengo la duda de que sea tan terrible como dicen/decimos. Quiero decir, que sea tan fatales sus consecuencias. Es nocivo. Lo que no sé si catastrófico.

Pero creo que aunque sólo sea por el análisis superficial de su esencia, el método flaquea.
Achuchones a tu Samuel!

Anónimo dijo...

Pues yo creo que el metodo no siempre funciona.
Creo mas bien que hay peques que tienen mas capacidad de relajarse que otros. Yo conozco varios que se duermen solo. Y sus padres cuando lo han necesitado han estado SIEMPRE ahi.

Creo que el metodo no les ensena a dormirse solo sino a no llorar porque nadie va a ir. Ya conozco varios casos de madres que a las 5 de la madrugada se han dado cuenta que el chico no esta dormido sino haciendo lo que sea en su cuarto.

Asi que..... yo no me la juego, no me la jugue y no lo hare asi tenga muchos hijos mas.

evaypaula dijo...

el anomnimo somos evaypaula