lunes, 15 de diciembre de 2008

Bueno, no queremos Estivill, ¿Y qué hacemos?



Recomiendo leer “Dormir sin lágrimas” de Rosa Jové por lo siguiente. Estás tan tranquilo, te has hecho con tu bebé, se despierta alguna vez pero no muchas y, de repente, ¡Empieza a despertarse cada hora y media! Bueno, pues es que tiene 8 meses y acaba de adquirir una nueva fase del sueño. Tranquilo, se pasará.
Es lo que te puede enseñar este libro, la parte más “técnica” de entender el funcionamiento de sus ritmos, necesidades y prepararte para los “baches”.






Pero es agotador seguir el ritmo nocturno cuando tiene muchos despertares. Para que os hagais una idea, algo así:

Doce meses
20:45 Tumbada en la cama, dándole el pecho, todavía despierto.
21:00 De nuevo levantada para leerles un cuento a David y Vanesa.
21:40 Dormido, finalmente.
23:00 Dándole el pecho durante 10 minutos.
00:46 Dándole el pecho durante 5 minutos.
1:55 Dándole el pecho durante 10 minutos.
3:38 Cambio de pañal, dándole el pecho durante 25 minutos.
4:50 Dándole el pecho durante 10 minutos.
5:27 Dándole el pecho durante 15 minutos.
6:27 Dándole el pecho durante 15 minutos.
7:02 Dándole el pecho durante 20 minutos.
7:48 Levantada. Dándole el pecho y levantada por la mañana.
Número de despertares nocturnos: 8.

Período de tiempo de sueño más largo: 1 hora y media.
Total de horas de sueño nocturno: 8 horas y media.
Siestas: una siesta de 3 cuartos de hora seguidos.
Total de horas de sueño: 9 horas.
Fuente http://www.crianzanatural.com/doc/felicessuenos.pdf


Encima lees a Rosa Jové y a Carlos Gonzalez y te dicen que hagas colecho y lactancia para sobrellevarlo lo mejor que puedas y que tengas paciencia, que en un par de años la cosa se arregla. (Un par de años!!!!)

Pero sí que hay formas de enseñar a un niño a dormir sin agresividad. Pero ojo! Con trabajo. Con el libro de Elisabeth Pantley, Felices sueños conseguí reducir los despertares que tenía cada 20 minutos, el rato eterno de dormirse por primera vez,… Otra cosa es que no seguí. Simplemente llegué a un punto en que para mí ya estaba bien y no quería/podía esforzarme en dormir 3 o 5 horas seguidas. Porque eso sí, aquí todo supone esfuerzo ;-)
Sé que no es el único pero sí que es el que yo he leído (además aquí están disponibles las primeras páginas).

En su momento busqué referencias en los foros y sí que encontré gente que lo equiparaba con el método Estivill. Bueno, depende de cómo lo apliques. La verdad es que es un conjunto de soluciones y eres tú mismo las que eliges que aplicas y también en función de lo que necesites. Yo lo he hecho y mi niño no ha llorado. Lo que sí pasa es que lo vas a dejar en la cuna, protesta, lo coges, esperas, lo vuelves a intentar. Algo así.

Lo que sí se diferencia es el enfoque. No te dice que tu hijo es un villano que no va a permitir que duermas para vencerte. Te habla de que te necesita y que le tienes que dar la seguridad que precisa. Te ayuda a enseñarle a dormir como ayudamos con el baby einstein a estimular su aprendizaje. Como elegimos los colores de su cuarto para que esté a gusto, etc…

Pero lo que más me ha convencido que el dormirse es un aprendizaje ha sido observar cómo está empezando a intentar dormirse por sí solo. Se tira a la cama, apoya la cabeza y cierra los ojos. El sabe que quiere dormirse, sólo que no lo consigue (una vez sí que lo hizo, bieeeeen). Bueno, pues entonces llega teta-mamá (con acento, que no es una redundancia) y lo consigue! Me recuerda muchísimo a cuando intentaba incorporarse por sí mismo. Así que… a esperar!

¿Qué cuanto puedo seguir así? Esto empezó cuando él tenía 3 meses más o menos. Sobre los 5 meses me compré el libro de Pantley y pensé que en vacaciones lo iba a aplicar completo y para los 6 meses dormiría mejor. Cuando hablaba de incorporarme al trabajo cuando tuviera 10 meses pensaba que ya dormiría varias horas seguidas. No creía que, para cuando tuviera 12 meses, siguiéramos así. Así que… ¿Para qué voy a daros una cifra? Tan sólo decir que con lactancia y colecho, yo estoy muy bien. Hay dias que tengo sueño pero creo que como cualquiera que haya decidido reproducirse con otro de su especie. :-D

3 comentarios:

Virginia dijo...

Nosotros hemos tenido la suerte que Candela necesita sus 12 horas SEGUIDAS de sueño. Y quitando los dias que está malita, o que le ha pasado algo.....pues duerme de un tirón.
Asi que soy de las pocas afortunadas, aunque también tengo que decir que no ha habido lactancia por desgracia.
Ahora con la llegada del hermanito veremos como va la cosa....
Pero desde luego colecharemos los 4 felices.
Y seguiré escondiendo los libros de Estivill cuando vaya al Alcampo.

Estefania dijo...

:-)
No sabes la suerte que tienes Virgina.
De todas formas, si te pasa, ya sabes: Hay remedio!

jordan shoes dijo...

where you come from!