domingo, 2 de agosto de 2009

Medicalización del parto y del postparto

Antes de quedarme embarazada estuve tomando tres meses pastillas de ácido fólico, porque me podía salir el niño con malformaciones. Luego también tomé yodo, que también era necesario, para proteger a mi bebé. Me hicieron unos análisis y tenía el factor V leiden y, aunque nunca había tenido ningún problema, me dijeron que me pinchase heparina diariamente. Que era un milagro que no hubiera tenido problemas para quedarme embarazada.
Como tomaba heparina me provocaron el parto para evitar que me pusiera de parto nada más pinchármela o que tuviera un trombo por haberla dejado de tomar. Luego nació el niño, también le hicieron los análisis. Y me dijeron que le diera vitamina K diariamente porque no se le iba a cerrar la fontanela, un jabón especial de farmacia e infusiones de blevit digest diaria...
Evidentemente es una exageración, pero llevaba tiempo con ganas de escribir un post extenso hablando de todos los "medicamentos" que se toman durante el embarazo y se recomiendan en el nacimiento.

Es algo que quiero buscar. Vale que el déficit de yodo y de ácido fólico está relacionado con problemas en la gestación. Pero ¿de verdad una dieta natural rica y variada no proporcionan la suficiente cantidad de yodo y ácido fólico?

Conozco los estudios financiados por las farmaceúticas que avalan sus resultados pero ¿Por qué no financia borges un estudio con embarazadas que hayan tomado 5 nueces diariamente?




No le he dado la vitamina K a mi hijo
. Vivo en Aragón y salíamos todos los días a la calle. Cuando ví que ninguna de las mamás que conocía se lo daban, unas por creencia, otras por despiste, ... me senti valiente y se lo dije a la pediatra.

Desafortunadamente me tocó la pediatra con la que no me entiendo, que ya lo he contado otras veces, y me echó semejante rapapolvo llamándome inconsciente que se me quitaron las ganas de volver a intentar contárselo a mi pediatra habitual. Lo mejor fué cuando después del rapapolvo tuvo que decir en alto a la enfermera, para que lo registrara en la historia, que la fontanela se iba cerrando adecuadamente.

Tampoco le dí jamás el blevit digest. En la revisión de la primera semana, sin que hubiéramos dicho que estuviera molesto por aires y, sin que mediara más conversación, tras oscultarlo después de haber llorado, el pediatra nos dijo que tenía muchos gases y tenía que darle DIARIAMENTE (!!!!) esa infusión. Claro que jamás he tenido a mi hijo molesto con aires, por eso aquella recomendación me sigue pareciendo ridícula.

El papel escrito por él con el nombre del gel tampoco me gustó. Cuando un médico te da un papel escrito por su puño y letra tiene algo de "receta". Si es una recomendación lo deberían decir así. Y, además, su recomendación ¿En qué se basa?

Ya digo que este post es más un avance de lo que quiero contar que algo coherente. He escrito muy a la ligera. Pero quería abrir el debate sobre todo ese arsenal de medicamentos que nos llevamos de las consultas durante el embarazo y del pediatra.

Sé que hay muchas mujeres a las que les cuesta quedarse embarazadas o que este vaya adelante. Y que parece que el factor V de Leiden está implicado. Pero empiezo a conocer casos en los que se receta la heparina o la aspirina porque "total, mal no te va a hacer". Las vitaminas, el hierro, el yodo y el ácido fólico entran de forma automática en el expediente sin consultar los hábitos alimenticios de la madre.

Yo tengo el famoso factor V de Leiden. Lo conocí de forma accidental. En un estudio al que un familiar se prestó voluntariamente como parte de población sana le dijeron que lo tenía y que alertase a sus familiares para que se lo miraran. Me lo miré y lo tenía. Coincidió con mi embarazo y, tras buscar información y tocar varias puertas de hematólogos, genetistas y ginecólogos tomé una decisión: no iba a inyectarme heparina.

Yo no he tenido ningún aborto. Ni he tenido problemas para quedarme embarazada. Es mi caso. Y sólo yo era responsable de mi decisión. Tengo otra conocida en una situación idéntica y su opción fué distinta. No quiero hacer ningún tipo de apología.

Volviendo a los tratamientos de "mal no te va a hacer" como tomar progesterona, heparina o aspirina, a mi parecer, esto hace que nosotras mismas tengamos una sensación de "convalecencia" durante el embarazo. Y no me gusta. Pero ya digo que tengo que buscar más información para hacer un post fundamentado.

¿Os pasó? Salisteis de la consulta del ginecólogo o del pediatra con la batería de recetas? Y con la sensación de no saber por dónde venía el aire?

6 comentarios:

The Reluctant Crunchy Mama dijo...

Hola, estoy deacuerdo contigo en que hay muchos medicos que recetan medicamentos por cualquier cosa. Tambien estoy deacuerdo en que seria prudente discutir los habitos alimenticios de la madre antes de decirle que tome acido folico. En cuanto a la heparina, he leido de muchisimos casos en los cuales una mama pierde a su bebe porque no sabia del factor v leiden. Si se hubiesen inyectado estas mamas, no hubieran perdido a su bebe. Es una decision muy personal. Creo que tu situacion fue inusual. Supiste a tiempo y pudiste hacer tu propia decision. En la mayoria de los casos, no es asi. Cuando una mama se entera de que tiene el factor v leiden, ya es muy tarde. Perder un bebe es muy doloroso. Disculpa mis errores de deletreo; hablo espanol, pero no escribo en espanol muy a menudo!

guyamo dijo...

La historia de siempre: si el médico no te receta algo parece que no se está preocupando lo suficiente por ti.

Si además partimos de la premisa de que estar embarazada no es estar enferma, ese planteamiento es doblemente doloroso, pero así somos!!

Estefania dijo...

The Reluctant Crunchy Mama, sin querer meterme en cual debería ser el protocolo a seguir cuando se encuentra un factor V de Leiden quería explicarme un poco más lo que quería decir.

Desde luego que perder un bebé tiene que ser horrible. Y si te aseguran que habiendote inyectado heparina no lo habrías perdido, claro que sientes impotencia.

El problema, desde mi punto de vista, es que el factor Leiden no es determinante. Lo sé y lo confirma en mi caso una amplia familia portadora en la que sus miembros femininos jamás han tenido problemas para quedarse embarazadas, ni abortos, ni accidentes vasculares.

Saben que está vinculado pero no saben exactamente cómo se desencadena.

El problema es, para mi, ese pensamiento de inocuidad de inyectar heparina.

La recomendación general no es si hay factor V de Leiden inyectar heparina si no, en situaciones de riesgo, con factor V de Leiden, hacer analíticas para comprobar el nivel de coagulación y, en caso de niveles de riesgo, inyectar heparina.

Claro, es mucho más costoso hacer periódicamente análisis de coagulación que una inyección de heparina.

Otro tema es que un bebé no siempre se pierde por un trombo. A veces un nivel de estres que no permite un nivel adecuado de hormonas o una malformación genética, por ejemplo, son la causa.

No es que te enteres tarde de tu factor Leiden, es que estudian para saber qué puede haber ocurrido.

Para mi, es algo similar a que nos propusieran a todas las mujeres una masectomia cuando acabáramos las crianza para erradicar el cancer de mama. ¿Verdad que mal no nos va a hacer?

Tengo un caso cerca, que es el que me ha motivado, en el que ha perdido dos bebés y ha gestado otros dos con éxito. Algo doloroso, desde luego.

Y le propusieron, antes de quedarse embarazada otra vez, hacerle un estudio para evitar el dolor de volver a pasar por algo así.

Las pruebas concluyeron con el factor V de Leiden. Pero algo en sus análisis no cuadraba. Así que repitieron y había sido un falso positivo (en realidad algún extravío o error).

Bueno, para mí ha sido la sorpresa que el diagnóstico ha sido: "no sabemos por qué ocurrió lo que ocurrió, pero vas a tomar heparina que mal no te va a hacer"

Ocurrió lo mismo con el descubrimiento de la aspirina contra los infartos. También hubo una propuesta, y aún se sigue pensando, de que "media aspirina diaria es beneficioso".

Cualquier medicamento, indicado, es beneficioso. Un medicamento preventivo, sólo cuando sea preceptivo.

Estefania dijo...

Guyamo,
Puede que tengas razón. Y que lo primero que haya que cambiar es eso. Que el médico te diga que te va a controlar que va todo correctamente. Que es, en realidad, su función

Patricia dijo...

Pues yo soy afortunada con mi pediatra, entonces. Sí que me mandó la vitamina K, pero mi niño tuvo una racha de no querer comer y por mi cuenta y riesgo le quité la vitamina, por si acaso esa era la causa. En la revisión se lo dije y no se enfadó, me dijo que la vitamina no influía, pero no me dijo que se la volviera a dar ni me riñó por dejar de hacerlo.

Anónimo dijo...

Yo utilizo la medicina homeopática y huyo de las mil recetas de la medicina alopática.
Tuve un primer embarazo que fue muy bien hasta casi la semana 40 donde tuve un desprendimiento parcial de placenta. Luego tuve dos abortos y tardé como dos años en quedarme embaraza, cosa que no entendía porque mi primer embarazo _salvando la última semana_ había ido muy bien.
Diez años buscando explicaciones a lo que me estaba pasando.
Pensé salí a mi madre que tuvo 7 abortos casi mas o menos en la semana 26.
Estoy embarazada nuevamente y he tenido un montón de problemas..., entre ellos hipertensión y que el bebé no crecía.
En este tiempo de embarazo mi hermano, _37 años_ tuvo dos ictus cerebrales en un periodo de un mes. Un chico sano, deportista, etc.Entre todas las pruebas que le hicieron le detectaron el Factor V de Leiden _que en principio no tenía nada que ver con lo que le haía pasado_. Mi hermano sabiendo todo el problema que estaba teniendo en el embarazo me llama y me cuenta lo que le ha discho su hematólogo.
Se me encienden todas las alarmas y solicito que me hagan las pruebas, ya con casi 8 meses de embarazo. El hematólogo, hasta tener los resultados me receta heparina de bajo peso molecular y me la inyecto todas las noches. En 15 días el bebé cogió el peso y creció lo que no había crecido en varios meses, de hecho a las 27 semanas me iban a provocar el parto porque pesaba 800g pero como conseguimos que aumentase 200 g. me dejaron un poco más para ver si iba aumentando.
Los resultados me llegaron ayer, me queda una semana para cumplirme y me confirmaron que yo también tengo el Factor V de Leiden y que es el causante de todo lo que me ha estado pasando.
A mi el parto _en principio_, no me lo van a provocar, me han dado una serie de instrucciones para estar prevenida con la heparina, ya que no debe ser administrada 12 horas antes del parto; me han dicho que desde que empiece las primeras contracciones no me la ponga y acuda al hospital. Luego, 12 h después del parto tengo que retomarla 6 semanas para evitar la formación de trombos.
Esta es mi historia.
Un saludo