sábado, 25 de julio de 2009

22 horas de parto

Intentando tener mucho cuidado, hoy quiero analizar una notíciaque salio en prensa hace dias. Aunque la noticia es dramatica, y por ello delicado comentarla, me gustaria dar mi opinión sobre algunos aspectos.

El animo es de intentar argumentar como un parto respetado puede disminuir estos casos, y también que los medicos vean que sabemos valorar su trabajo y las complicaciones con las que topan.

También es imprescindible que el personal sanitario empatice con la situación de los padres que además de las consecuencias han sufrido la incertidumbre de saber que ha pasado realmente y seguramente no han contando con información adecuada que les ayude a valorar una situación tan terrible.

Tengo que decir antes de nada que desconociendo la historia, por que nadie más que sus protagonistas la conocen, y de hecho es obvio que tienen perspetivas radicalmete opuestas, no puedo ni quiero opinar sobre el caso en concreto, si no reflexiónar a cerca de como evitar o disminuir este tipo de situaciones dramaticas.

La fuente del articulo es 20 minutos.
http://www.20minutos.es/noticia/485420/0/negligencia/medica/cesarea/

En azul copio el texto del original, y en verde comento.



[...] nació con la cabeza mirando hacia el techo, ayudada por unos fórceps, el pasado sábado. Este viernes todavía sigue en la UCI del Hospital Puerta del Hierro de Majadahonda sin actividad cerebral y con pocas, muy pocas esperanzas de sobrevivir: "Le quedan unas horas de vida. Está en estado casi vegetal", dice su madre, [...].

¡El parto duró 22 horas y se negaron a hacerme una cesárea!

Bueno, en primer lugar decir que el parto de una primipara dura de media 12 horas, pero no son raros los partos que duran 22 o más horas (¿se lo han contado a los padres en la preparación al parto?). Esto podria ser su proceso natural o podrias ser por el manejo medicalizado del parto. De cualquier manera 22 de parto es agotador y si todo transcurrió en el hospital habria que pensar en lo angustioso que pudo ser el proceso para la madre. En otras ocasiones he comentado estos aspectos.

La parturienta nos cuenta esto aún postrada en la cama, muy afectada (era su primer hijo) y casi sin fuerzas. Estuvo 22 horas de parto, clamando por una cesárea, y casi acabó perdiendo el sentido por la sangre derramada. Ahora, tanto ella como su marido, y padre de la criatura, [...], van a denunciar al centro sanitario por negligencia médica.

En el caso de que todas esas horas transcurrieran el el hospital podemos imaginar lo angustioso de la situación para la madre, cuyo parto no culminaba y con los miedos que podrian surgir a cerca de lo que a ella le podia pasar o a su bebe. En este clima cualquier ambiente de urgencia, alrmismo, mucho personal, luces, ser manejada, ignorada, genera una yatrogenia muy intensa que complica el parto.

Pienso que propiciar a la madre un ambiente tranquilo, intimo, con el acompañamiento que elija y respetando sus decisiones (incluso la de una cesarea, que aunque en principio no comparto esa opción, es la suya, y despues de tantas horas es comprensible su deseo, pero esto es delicado), propiciarle la opción de moverse o cambiar de posición, beber o comer etc, tendria una influencia positiva notable sobre la vivencia del parto, podria convertirla en una vivencia grata, y seguramente acelerar el parto.

De esta forma quiza muchas mujeres que llegan a pedir una cesarea por no poder mas y por el miedo, no la pedirian. Como consecuencia los obstetras trabajarian más tranquilos y con menos miedo a las denuncias o problemas en el parto.

"Ya desde el principio, y hasta tres veces, la matrona nos dijo que lo más probable era que nos tuvieran que hacer una cesárea, porque soy muy estrecha", explica [...]. Pero la niña no salía. Tuve que ponerme a cuatro patas porque nacía boca arriba y tenían que cambiarla la posición. En ese momento pedí que me hicieran una cesárea, pero me contestaron que no. ¡El parto duró 22 horas y se negaron a hacerme una cesárea!", exclama.

Lo de que la matrona dijera lo de que "la cesarea es problable por ser estrecha", me parece que tiene "mucho delito". Por varias razónes:

  • La matrona NO LO PUEDE SABER. Que el bebé pueda salir al exterior nada tiene que ver con la estructura externa de la pelvis (lo que llama caderas), si no con el canal de parto delimitado por la estructura interna de la pelvis. En concreto el punto más estrecho de dicho paso, situado entre las espinas ciaticas (diametro bi-espinoso) que suele tener unos 10 cm, pero que en algunas mujeres, si las espinas son más prominentes pueden dificultar o impedir el parto, en ese caso la cesarea si estaria indicada. Pero como digo, la matrona no puede deducir esto por la apariencia externa de las "caderas" de la mujer. También es cierto que si las condiciones del parto son las de respeto al proceso fisiologico (parto natural) las mujeres, excepto en casos excepcionales, paren el bebe que les cabe. Esto no lo puede observar quien no atiende este tipo de partos.

Tal comentario hecho a la mujer genera:

  1. Miedo al parto, a su desarrollo, a la cesarea y a no hacerla. Es un comentario que solo puede complicar el parto. Si se opina esto (aunque fuera cierto) procede callarse, o sino estamos complicando el parto de la mujer.

  2. Expectativas irreales. Se condiciona a la mujer a pensar que la salida adecuada es la cesárea, y esto el que ha de valorarlo es el obstetra.

  3. Conflicto. El comentario de la matrona condiciona, dificulta, y arriesga el trabajo del obstetra, que se ve en la situación de ceder a las peticiones de cesárea de la madre, previamente condicionada, sea esto lo adecuado o no. Y puede no serlo.

¡Luego que existen problemas y enfrentamientos entre matronas y Obstetras!. Me gustarian que estos últimos valoraran a las matronas que son respetuosas con la mujer y no a las que asustan o no las respetan, con comentarios tipicos y topicos. Una matrona respetuosa con la mujer es también la mejor aliada de un obstetra que quiere realizar su trabajo de forma profesional y sin interferencias inhadecuadas.

"Como un sacacorchos"

Pese a la petición de [...], la doctora que llevaba la operación decidió que lo mejor era que el alumbramiento fuera vaginal. Pero Daniela seguía sin salir, y tuvieron que acabar recurriendo a los fórceps: "Yo en ese momento sentí un empujón tremendo. Habían sacado a mi hija como si fuera un sacacorchos", sigue narrando María.

Como no conocemos la historia y tampoco podemos valorarla (no somos obstetras), no sabemos si la decisión fue acertada o no. Lo que sabemos es que esa decisión le correspondia a la doctora, y también sus consecuencias, para bien o para mál.

Hace 15 días hubo un caso similar con un bebé con el que usaron fórceps

Daniela no lloró cuando nació. Tenía hemorragia cerebral. Los padres creen que el empecinamiento del hospital en usar los fórceps se debe a que el alumbramiento por cesárea es más caro. Desde el hospital se niega absolutamente esa teoría.

Personalmente creo que la decisión del obstetra va ha ser personal y profesional y no la aplicación de una "politica hospitalaria". No creo que un obstetra se arriesgara a un instrumental si el lo considera inhadecuado, por favorecer una supuesta politica de ahorro hospitalario. Seguramente haria aquello con lo que se sintiera más seguro y que pensara menos arriesgado en función de las circunstancias. Pero, nunca se sabe.

"Hay que entender que una cesárea es una operación muy arriesgada, y en ese momento el protocolo médico dictaba que el parto tenía que ser natural", comenta el jefe de obstetricia del centro. "El uso de los fórceps es muy seguro, pero hay veces que las cosas salen mal. Es un caso entre muchos", apostilla. Pedro, el padre, no cree que se deba a una casualidad.

Es cierto en que una cesarea es una operación arriesgada, 6 veces mayor mortalidad materna que un parto vaginal. También es cierto que (que también conyevan riesgos) algunos forceps tienen consecuencias graves para el bebé.

Pero es algo que tampoco podemos valorar.

También es cierto que debido a los riesgos, hay veces que las cosas salen mal, desgraciadamente. Si hubiera tomado la decisión de una cesarea quiza estuviermos lamentando la muerte de una madre.

Lo que si quiero valorar es que en condiciones de parto natural, la movilidad, la intimidad, el ambiente relajado, y el respeto a los tiempos de la mujer, favorecen un adecuado desarrollo del parto.

Se sabe que el uso de epidural incrementa la posibilidad de partos instrumentales, y que estos tienen riesgos. Sin embargo durante la preparación al parto NO SE INFORMA DE ESTOS ASPECTOS A LA MUJER, asi que ella ha de confiar en las opiniones de quien le atiende, como la de "tener las caderas estrechas". Informar adecuadamente a la mujer y permitir que participe en las decisiones sobre como desea su parto, también disminuiria los problemas con los que los obstetras se topan, ya que tienen que asumir responsabilidades que no les corresponden.

Una mujer bien informada antes del parto, y a la que sosegadamente se le informa de que hay un problema en su parto y van ha intervenir de cierta forma, y es tomada en cuenta en ese momento, dificilmente tendrá la percepción de que "el hospital queria ahorrase una cesarea".

Tendrá la percepción de que la respetaron, el parto se complico, y el obstetra tomo una decisión que consideró adecuada, y fue convenientemente informada.

No creo que ninguna mujer en esta situación denunciara a un médico.

De cualquier forma queda el complejo asunto de acceder o no a la petición de cesarea de una madre, ¿que hacer? ¿quien debe tomar la decisión? El obstetra debe valorar lo que pide la madre y los riesgos y decidir. Ahi, me temo que debe asumir las consecuencias, la de acierto o la de equivocarse. Pero si decide que no es conveniente debe contarselo a la madre de forma respetuosa y proporcionarles confianza. Esto siempre se agradece, incluso si las consecuencias son dramáticas.

"Hace 15 días hubo un caso similar con un bebé con el que usaron fórceps". El parto sucedió el pasado día 2, y el recién nacido aún está ingresado con una lesión en la médula. Los padres no quieren hacer declaraciones hasta el próximo lunes, y no descartan tomar también medidas legales.

Muchos padres en estas circunstancias harian lo mismo. Están en su derecho. Pero yo me pregunto ¿ que lleva a pensar a un padre que una opción que en muchos casos sale mal, no se debe a una casualidad ? ¿Que lleva a pensar en una negligencia ? ¿Como se han sentido durante el proceso, y después? ¿se les informaba convenientemente? ¿Se les arropo después? ¿El responsable del parto, hablo con ellos después? ¿se les dió explicaciones? ¿se dio respuesta a sus interrogantes y dudas? o quiza por temor a las consecuencias no se hizo nada de esto.

Habra profesionales que opinen que ante estas cosas mejor no complicarse y hacer una cesárea. Habra profesionales que opinen que ante estas cosas mejor desinformar para que nadie pueda cuestionar sus decisiones. Yo les digo que se equivocan.

Convertirlo en una cuestión de poder solo colleva recelo, desconfianza y denuncia. Convertirlo en una cuestión de respeto, solo puede traer la reciprocidad de ese respeto.

En conclusión opino que una adecuada información a los padres durante el embarazo y una actitud respetuosa hacia la madre en su parto, añadiendo todas aquellas medidas que favorecen un proceso natural y disminuyen la yatrogenia (evitar medicalizar por rutina, tratar a la madre de forma adecuada, proporcionar movilidad, no imponer la epidural, permitir beber e incluso comer, proporcionar ambiente intimo y relajado, proporcionar acompañamiento a elección de la madre, respetar los tiempos de dilatación, luces tenues, etc..) redundaria en unos mejores y gratificantes partos para más madres, mejores condiciones de trabajo para los obstetras, menos cesareas y partos instrumentales, y en el caso de que haya problemas, menos denuncias y mejor valoración del personal sanitario.

Es para reflexionar, ¿no?