miércoles, 12 de noviembre de 2008

Seguimiento de un plan de parto II Primera negativa

El plan que fue entregado cuando estaba de 28 semanas de embarazo se incluyó en mi historial médico como yo solicitaba.

A las 30 semanas voy a mi revisión en alto riesgo, la consulta normal como siempre, bastante serias y preguntan lo básico.
Entro, me toman la tensión, me dicen que la curva del viernes pasado todo bien y que pida cita para la siguiente ecografía dentro de 4 semanas y que vuelva para decirles el día y que me citen ellas también. Normal.
Voy (en la misma planta) y vuelvo con la cita.....y en la puerta me dicen: no, no, vuelve a entrar un momento.

Me siento: pasa algo?
ella: si, que me he acordado que habias enviado plan de parto y me lo he leido y bueno....(riéndose) de esto no esperes nada de nada, eh!!!
y yo: de nada?
Y me dice: a ver....es que no sé quien os mete ideas equivocadas en la cabeza porque esto no es asi....te han contestado ya?
Y le digo: las ideas no me las saco del bolsillo, sino de la OMS.....y todavia estoy esperando respuesta porque lo entregué el viernes pasado solamente.
Y ella: me extrañaria mucho que te respondieran, pero claro, luego pasa lo que pasa porque os confiais de que se os va a concender todo lo que pedis y una no puede ir por la vida pidiendo.......
Y le salto: bueno, yo estoy en mi derecho de pedir, no?
Ella: si, si....tu pide, pero no se te va a conceder....porque estais mal acostumbradas......

Cuando ya he visto por donde iba a ir la conversación......pffff.
Me dice que el protocolo hay que seguirlo, que no se me va a hacer nada sin mi consentimiento, que el trato recibido en mi anterior parto no fue normal (menos mal que esto lo ha reconocido), pero que si me tiene que hacer episiotomia me la haría antes de rasgarme, porque si yo estaba en su turno estaba claro que ella tomaba las decisiones, que patatin, patatan......que no me iba a pedir que me tiñiera de rubia pero que lo que era concerniente al parto mandaba ella.......bla, bla, bla...

Yo le he dicho que estoy en mi derecho de ser informada y en el caso de no estar de acuerdo a negarme a ciertas prácticas.....

Y me suelta que en ese caso no les quedaría mas remedio que llamar a la policia y traer una orden judicial.....(aqui se ha pensado que me iba a cagar....JA!)
Y le he respondido que encantada con la orden, que no tengo ningun problema en hacerlo así si es la única manera de conseguir algo......
Que fijate que tanto el bebe como yo eramos responsabilidades de ella.....y yo le he dicho que no, que el bebe y yo son responsabilidad mia y solo mia, que acudia al hospital porque no podia tener el parto en casa porque por el antecendente de mi hija no se atrevian a atenderme (ahora mas por el dinero, que no tenemos un duro y los partos en casa son excesivamente caros por cierto)....
Me dice que si quiero pedir caprichos que me busque un ginecologo privado y que tenga el parto que yo quiera.....y le he dicho que eso no funcionaba asi, que para algo tenia el hospital de la seguridad social que también estamos pagando, no?

Que en esta vida no se podia tener todo lo que una queria.....y ya le he dicho, que no estoy pidiendo nada que no se pueda tener, que no le estaba pidiendo una casa ni un coche....sino un parto digno para el bebe y para mi.
Me dice que atienden una media de 20 partos al dia y que no me pueden dejar todo un día ahí dilatando porque sí......y ya le he dicho que no se preocupe, que pasaré la dilatación en casa, que con un poco de suerte asoma la cabeza el niño antes de llegar a la puerta de Urgencias..........

Me ha insinuado que por mi peso (si, soy obesa pero he parido una vez una niña de 3´780kg sin episiotomia y sin rasgarme) lo mas seguro es que si por ella fuera acababa en cesárea .....

Se pensaba que me iba a callar y como veis no me he callado, y aún me he quedado con ganas de soltarle 4 cosas ma. Lo que mas me ha fastidiado: que encima era una mujer de unos 35 años, que lo ella cree (dicho por Mariano, mi pareja) no le hace ningun bien a su especialidad......menos aún a su sexo.....y ya por descontado a ella como ser humano.