miércoles, 27 de enero de 2010

Oxitocina y capacidad de amar



Ayer, acudí a la Conferencia de Michel Odent: "Nacimiento y Salud Primal", organizado por la Asociación Científica de Matronas de Aragón, con la colaboración de Via Láctea.

Lo primero que hizo Michel Odent fue un pequeño test:
  • ¿Cuantas matronas hay hoy aqui? Muchisimas manos en alto
  • ¿Cuantas residentes de matronas? Muchas manos
  • ¿Cuantas enfermeras? Bastantes Manos
  • ¿Cuantas madres? Muchas Manos
  • ¿Cuantos medicos? 4 o 5 manos
  • ¿Cuantos estudiantes de medicina? Creo que fueron ... NINGUNA
  • ¿Cuantos padres? Pocas manos (algunas repetidas)

Teniendo en cuenta que la charla se impartía en la facultad de medicina, me inquieta mucho lo de los médicos, pero más lo de los estudiantes.

  • ¿No lo sabían?
  • ¿Alguien les había dicho algo al respecto?
  • ¿Lo sabían, pero no les interesa?
  • O quizá, ¿están previamente condicionados en contra de lo que Odent defiende y consideran que no merece la pena acudir?
  • ¿O quizá su carrera es tan exigente que no tienen ni tiempo de investigar fuera de los cauces propuestos o exigidos por sus profesores? (Si fuera esto, explicaría muchas cosas)

Todo me preocupa, más las dos últimas, porque supondría una total carencia de inquietud, y sentido critico. Una total sumisión al sistema que les dice lo que es correcto y lo que no. Una peligrosa falta de interés por comprobar por si mismos lo que una persona cuenta, y formarse una opinión propia.

Espero que no sea esto, porque en ese caso, la medicina del futuro estaría en manos de personas programadas para actuar por rutina y sin cuestionarse nada. Muy fiables si se atan a un protocolo (sin plantearse que implica ese protocolo rutinario), en el que las desgracias suceden porque "no se podía hacer más". Pero inutiles en situaciones inesperadas.

No me extraña que el parto este como esté, con las graves implicaciones que esto supone para toda la humanidad.

Pero ¿Que implicaciones tiene un protocolo fijo para TODO el mundo? Centrémonos en la oxitocina, lo que pongo a continuación lo explica Odent en su conferencia.

En todo el mundo, las mujeres que paren con su propia oxitocina tiende a 0. En todo el mundo casi el 100% de los niños están expuestos a dosis mucho más altas de lo que debieran de oxitocina sintética, sustancia que condiciona el placer, el bienestar, la agresividad, y la capacidad de amar.

Odent cuenta como la administración de Oxitocina esta fuera de toda estadística, sin valorar el impacto que esto tiene en el nacimiento. Con la excepción de un par de estudios que determinan lo siguiente:

La oxitocina cruza la barrera placentaria en ambos sentidos, especialmente hacia el feto.

Esto implica que casi la totalidad de los niños que nacen en el mundo están sometidos a dosis muy altas de oxitocina. Y el sistema oxitocinico regula la sociabilidad, agresividad y la capacidad de amar.

Esta situación es nueva. A pesar de que muchas sociedades han intentado manipular los nacimientos, nunca hasta ahora en la historia se habida dado una situación tan extrema y con escala mundial..

Además supone una enorme violencia: El cocktail de hormonas del amor que una mujer segrega por si misma y que regulan el sistema oxitocinico de su bebe en este periodo tan critico (nacimiento) es convertido en inútil. Y sabiendo el importante papel que está oxitocina natural juega en una buena vivencia del parto, el buen establecimiento de la lactancia materna, y una adecuada formación del vinculo afectivo, cabe preguntarse (esto es lo que me pregunto yo):

  • ¿Que consecuencias tiene esta manipulación del parto a nivel mundial?
  • ¿Por que nadie ha estudiado o estudia el impacto de la oxitocina artificial en el feto?
  • ¿Si tuviera impacto sobre el feto, como codicionaria su vida futura, especialmente su afectividad y su vida emocional? ¿como afecta esto en relación a la agresividad?
  • ¿las niñas nacidas bajo efecto de la oxitocina artificial, tendrán la capacidad de parir de forma natural con la misma facilidad que aquellas que han nacido sin la administración de este farmaco?
  • ¿Por que nadie se preocupa en estudiarlo? ¿no interesa?

Demasiadas preguntas, y si sigo dando vueltas acabaria poniendome conspiratorio, y no es lo que deseo. Como Odent, pienso que hay que reflexionar profundamente sobre esto y considerar cambiar la forma de ver el parto y el uso de oxitocina sintetica.




Para saber más: Primal Health Research
En Prensa:

1 comentario:

Ileana dijo...

Qué privilegio, una charla de Odent!!!
Y las preguntas todas muy válidas.
Partir de la idea de que la oxitocina y el parto son fundamentales para el desarrollo de la capacidad de amar, es la idea más revolucionaria del mundo.
Sigamos haciendo revolución!!!
Un abrazo!!!!