miércoles, 28 de octubre de 2009

Parto Natural fuera del hospital

No, no voy a hablar de dar a luz en casa. Cuando hablamos de parto natural en el hospital solemos pensar en qué queremos/esperamos del hospital para que el parto sea lo más natural posible. Pero hay otros factores que van a hacer que el parto sea agradable y respetuoso con la madre y el bebé.

Antes de ir al hospital

Es mejor avisar sólo a quien es imprescindible y pedirle discreción. Los partos suelen ser largos y, desde el momento en que hay contracciones hasta el nacimiento, suelen pasar varias horas. No pasa nada por no avisar a nadie en el momento.

Yo había pedido a mi madre que, si la avisaba, no dijera nada. Pero, la forma en que se dió el momento de romper aguas, hizo que nadie "controlara" a mi padre. Le pareció oportuno mandar un email a toooooda su agenda de direcciones contándolo. Cuando salí de dar a luz de pajavascript:void(0)ritorio podía haber celebrado la cena de navidad en recepción. No faltaba nadie de mi familia, próxima y lejana.





Pensaba que había captado la importancia de mantener la discrección en esos momentos hasta que, cuando era mi hermano el que estaba en el hospital, una vecina de mis padres me llamó para preguntarme qué tal había ido el parto de mi cuñada cuando todavía no había llegado a los 8 cm de dilatación.

¿Qué ocurre? Aparte de la ansiedad de tener que estar dando el parte meteorologico cada poco para que nadie se preocupe, es que, pocos minutos después de traer a tu criatura al mundo hay 200 personas preparadas para hacerte la visita oportuna.

¿El problema? La importancia de las primeras horas. Si todo ha ido bien (no digo nada si hay algún problema), estarás pendiente de si el niño se coge bien, de si las molestias son normales, que si has hecho ya pis, que si te molesta algo, que si has hecho caca (será la última vez en muchos meses que importe si tú tienes ganas de hacer pis o caca, te lo aseguro), que si te molesta el agarre, etc...

No es momento para estar atendiendo a nadie.

Pero, además, resulta que nuestro jabato, después de hacer el esfuerzo de venir al mundo, porque por mucho que nos digan que empujemos los que se colocan para salir y aguantan la presión, son ellos, les da un sueño tremendo. Unas ocho horas. Las últimas que dormirá seguidas también en mucho tiempo.

Suele pasar que los padres, agotados del parto, siguen recibiendo visitas y congraciandose de que su bebé es un bendito que se ha cogido al pecho nada más nacer y que no hace otra cosa que dormir. Y, para cuando mandan a las visitas a su casa y van a echar la cabezada, ZAS!!! el nene se despierta y pide teta cada hora, dos horas, media hora... y así durante, al menos, dos meses.

Mala suerte! has perdido tu oportunidad de reponerte del parto!!  ;-)


Por eso es importante pensar, antes de llegar a ese momento, qué necesitamos y cómo queremos enfocarlo. Igual sí que preferimos que venga todo el mundo al hospital. Hay quien se puede sentir molesto y podeis preferir pasar el mal trago a cambio de evitaros problemas. O igual no, pero lo ideal es haberlo pensado y meditado antes.

Parto en Casa y Sillas de Parto en "Aragón en Abierto"

video

martes, 13 de octubre de 2009

Como usar un chupete


Yo tenía muy integrado al comienzo de mi maternidad que ofrecer el chupete no era recomendable sobre todo antes de los dos meses y mantenerlo más allá del año.

Nunca supe si mi hijo no cogió el chupe por la poca fé con la que se lo ofrecía o porque realmente lo rechazaba porque no le gustaba nada. Pero lo intenté. ¿Por qué lo intenté?

Habían pasado los dos famosos meses, en determinados momentos era evidente que sólo quería chupar y no era hambre: la noche, en los despertares. Hablaba con otras mamis que habían tenido sus hijos a la vez que el mío y ellas parecían haber resuelto algún despertar u hora bruja con el chupete. Por eso lo intenté. Y qué lejos lo lanzaba mi chiquitajo, oiga.

Total que ahora alguien muy cercano a mí ha tenido un bebé y con apenas 5 días ya le han puesto el chupete. Desoyendo las recomendaciones de evitarlo. El mecanismo de un chupete, algo que, en todo jocoso, algún blog comenta, no es tan sencillo.


Primero busqué, preocupada, lo confieso, por qué era tan perjudicial el chupete. Con esto me encontré estudios que defendían que no lo era y estudios que alertaban que el uso del chupete estaba vinculado al acortamiento de la lactancia.

El problema que me encontré es que, los estudios que defendían que no era perjudicial para la lactancia, como el argentino de SIDS, no llegaban más allá de los tres meses. Un período escaso si tenemos en cuenta que es justo a partir de ese periodo cuando se suelen dar crisis de crecimiento que ponen en jaque la lactancia.

El estudio que más me convenció fué el estudio publicado por la ONG liga de la leche que sí relacionaba el chupete con inferencias en la lactancia. Me gustó porque llegaba a los 4 meses, periódo crítico en España. Pero, sin embargo, la muestra es escasa frente al anterior, 87 binomios mamá-lactante frente a los 1000 del argentino.

Os parecerá tonta la comparación, pero si hablais con determinados profesionales de la salud, darán más peso a uno que a otro sólo porque la muestra es mayor. Cuando, para mí, es mucho más relevante que uno llegue más lejos que otro.

A mi parecer, de madre ajena a la investigación, el problema de todos los estudios es que tienen que partir de la pregunta fundamental ¿Como usa usted el chupete?. Y, en función de eso, hacer el estudio.

No es lo mismo alguien que utiliza el chupe para calmar al niño en momentos puntuales. Por ejemplo cuando tiene que ir a por el mayor al cole. Que su uso se traduce en "Hijo mío, en esta casa, a las 9, a las 13, a las 15 y a las 17, tú no tomas teta. Vamos a llevar y recoger a tu hermano. Chupa si quieres, pero no llores".

Que el que intenta, de primeras, calmar al bebé con el chupete y, si no funciona, ya pensaremos algo. El caso que me hizo investigar empezaron usando el chupete para que la madre pudiera dormir varias horas seguidas por la noche. Luego también venía bien ponérselo para salir a pasear. Para cocinar, en fin, para todo.

¿Por qué es diferente? Por que el bebé es demasiado pequeño para distinguir si su succión instintiva permitirá que acabe mamando. ¿Cuando tiene oportunidad para mamar? Cuando le dejen. Quizás cada 3 horas. Quien haya sido padre o madre sabrá que nuestras expectativas de lo que necesitan en cuanto a atención y lactancia suelen distar de las suyas reales.

El bebé sólo puede regular la producción de leche succionando o no. Si tiene hambre, necesita succionar para que el cuerpo de su madre se habitue a producir leche a esa hora. Si, automáticamente se le pone el chupete ante un lloro o una sensación de hambre y sólo se espera a que el hambre sea más que evidente conseguiremos un bebé cansado de succionar un plástico que no produce y de llorar.

¿Qué puede ocurrir? Que, al llegar a la teta esté tan cansado que, cuando por fín le caigan unas gotas se quede dormido. Ante el relax de que ya ha conseguido lo que buscaba. ¿Que puede ocurrir después? Que alguien interprete ¿Ves como no tenía hambre? Dos chupadas y ya se ha cansado. Tenía sueño. Que puede suponer que se refuerce la idea que el bebé no tenía hambre.

Un bebé que no come lo que necesita es un bebé más débil para protestar. No podemos pensar que ya llorará si tiene hambre. Los bebés del África más desfavorecida no comen lo suficiente y no suelen salir en la tele llorando.

Entonces vamos a la revisión con el bebé llorón y el pediatra nos dice que no gana peso suficiente y que necesita ayuda. Entonces ya se ha caido en la espiral que hará que la madre no tenga confianza en su leche, que prefiera darle biberón a que su bebé tiene hambre, que, como le da biberón, su cuerpo no se molesta en producir lo que su bebé no toma, ... Vamos el fin de la lactancia.

Por eso hay que elegir el cómo usar el chupete. He visto casos en bebés que aún no habían abierto el ojo y ya les ponían el chupete. Me apostaría mucho a que ese bebé no sabrá vivir sin el chupe en unos meses. Pero no fué él el que lo provocó.

El chupete, que llaman burda imitación del pezón, es eso. Un úsese en caso de emergencia. Y nunca para la comodidad.

La forma que tiene un bebé de regular su comida en la lactancia es chupando. Pero chupando a alguien que le escuche, como la teta. El chupete hace oídos sordos a sus anhelos.

Desde luego, yo he sido sufridora de ello, que tu bebé necesite chupar tu teta para calmarse, para estar a gusto, para dejar de tener miedo, para dormir, pues es esclavo. Pero temporal. Y, siempre, para emergencias como las que cuento: a tal hora hay que hacer esto, hoy mamá no puede estar, se puede recurrir al chupe. Si tu bebé se deja, claro, y no sale experto lanzador de chupete con caída parabólica. Pero, a cambio, garantizar que, el resto del tiempo, el bebé podrá hablar con la teta de mamá y contarle sus preferencias nutricionales.

Humor: Partos Faciles y Rapidos

!!!Por dios¡¡¡ Que no lo lean los obstetras, no sea que se les ocurra retomar la idea (con algun añadido curioso-moderno).

La web No puedo creer que lo hayan inventado nos obsequia con esta idea que (afortunadamente) nunca se llevo a la práctica: un invento ideado para facilitar el proceso del parto haciendo uso de la fuerza centrífuga.



El invento se las trae, pero tiene alguna ventaja sobre el parto hospitalario "normal": La mujer está inclinada con las piernas más bajas que la cabeza, lo que facilita más el parto y elimina los riesgos y dificultades inherentes a la posición de litotomia.

Sin embargo, las similitudes son patentes, la mujer sigue estando sometida, vease los detalles de las correas que la inmovilizan "por su bién" (como ahora, vamos) para que no salga despedida.

Os recomiendo la lectura del articulo y sobre todo los comentarios, no tienen desperdicio. (Como no caerian en la cuenta de que hay que cortar el cordón, y claro ... al ser elastico, habria retroceso ... buff) No si aún habra que dar gracias. je, je.

lunes, 12 de octubre de 2009

Sillón de parto en el Servet: ¿La definitiva?

El dia 11 de Octubre sale publicado en el Heraldo de Aragón la siguiente noticia:




















"Un parto a la carta, más "cómodo" y humanizado. Con ese objetivo, el Hospital Miguel Servet de Zaragoza ha adquirido una nueva camilla con diferentes posiciones para aquellas mujeres que decidan tener a su hijo de la manera más "natural" posible, sin ninguna medicación ni epidural."

De entrada, comentar que a ver si esta vez es cierto (ver aqui) y a continuación, quisiera comentar algo sobre el titular:

1. Las mujeres que quieren un parto natural, suelen hacer el parto en casa, por que en el hospital el parto no suele ser natural. La camilla favorece el parto y es una gran opción para un parto "respetado" o "humanizado", mejor dicho ,es la opción mínima respetuosa para un parto hospitalario en pleno siglo XXI, 20 años con retraso frente a otros paises europeo. Es una buena noticia para aquellas mujeres que no desean una medicalización rutinaria y un parto no medicalizado. Pero por supuesto es una buena opción para cualquier mujer (el propio articulo habla de ello)

2. El titular da a entender que un parto natural es un parto sin epidural. Noooo, para que el parto sea natural, efectivamente, no ha de haber epidural; pero esto es solo uno de las muchas cosas que requiere un parto natural: Intimidad, silencio, penumbra, respeto, poca gente, espontaneidad, libertad de movimientos (en una sillon de parto, tan magnifico como este, también esta muy limitada dicha libertad), y no medicalización, claro, ...

El primer parrafo es más acertado al matizar: "... para aquellas mujeres que decidan tener a su hijo de la manera más "natural" posible ..."


"Lo más 'natural' posible"
en un hospital español (con excepciones) sigue siendo insuficiente para quien desea un parto natural.

Pero entremos en materia:

  • La camilla esta muy bien, y el objetivo deberia ser tener camillas para las mujeres que NO OPTAN por un parto natural, de hecho para todas. Es un mínimo que ninguna mujer rechazaria, se ponga la epidural o no, ya que facilita el parto siempre y disminuye riesgos. De hecho el articulo habla de que así será. Pero, entonces, ¿Priorizaran a las que desean un parto natural? o ¿se dará el caso de que una mujer que preferiria una cesarea programada acabe en el sillón, mientras que otra que quiere un parto "lo más natural posible" acabe en posición de litotomia?. Y otra duda, ¿Es justo que se beneficien unas mujeres si y otras no?. Sr. Tobajas. "de perdidos, al rio" sustituya TODOS los "potros" obstetricos por sillones de parto, .... si tiene dinero para ello, claro ...

  • En cuanto a los comentarios sobre los planes de parto del Dr. Tobajas, quiza a es debido a unos cuantos casos de mujeres "maltratadas" (lo pongo entre comillas pero realmente ellas se sintieron así MALTRATADAS), que se sintieron CASTIGADAS o bién por haber presentado un plan de parto, o bien por haber llegado al hospital despues de no progresar su parto en casa. Desde entonces yo ya no recomiendo explicitamente la presentación de un plan de parto y desde varios colectivos de zaragoza (ciertas matronas, preparaciones al parto, etc) se ha recomendado no llevarlo, o llevarlo encima y enseñarlo solo si percibian que el personal era respetuoso con sus preferencias. Estoy convencido de que el doctor Tobajas y el doctor Castán desconocen estas situaciones, (de hecho dos de estos casos tuvieron lugar durante las vacaciones del Dr. Castán el año pasado). Si ellos lo desean puedo presentarles a alguna de las mujeres que pasaron por esta situación. Estoy convencido de que podrán encontrar un aumento de planes de parto a partir de Noviembre de 2007 y una disminución a partir de verano de 2008. Además habria que descartar los partos en casa y aquellos casos que dado el temor (por experiencias previas) a caer en manos de profesionales no respetuosos, optan por acudir a otro centro hospitalario más respetuoso.
  • Sobre el uso de las Fitball ("balones gigantes"). Conozco casos de su utilización, ya que el hospital tiene desde hace dos años más o menos. Pero ¿se usan? Que yo sepa depende de las matronas que asisten el parto y de que el personal medico sea favorable a ello o no. ¿Por que no las ponen en todas las salas de dilatación, hinchadas, y listas para su uso, para que cuando la mujer la vea, pida usarla, o bien pregunte para que tenga la opción?
  • Lo que me ha causuado mucha risa es que "en colaboración con ingenieros industriales, tiene un proyecto pendiente todavía por desarrollar para poder poner música a las parturientas. "A cada persona le podrías poner una melodía diferente, la que se demuestra que le relaja". Bueno, esto deja patente por que la muchos de los obstetras / gestores / politicos nunca entederan las autenticas necesidades de una mujer. En vez de gastarse pasta en implementar un sistema con ingenieros industriales, basta con que la mujer se traiga de casa la musica con la que se a preparado el parto, o simplemente la que ella sabe que le gusta y le relaja. De nuevo un acto de sutil violencia, donde el mensaje "¡¡que sabran ellas lo que necesitan!! ¡¡nosotros si estamos preparados para obrar adecuadamente!!"
En conclusión, se agradecen los sillones de parto, serán muy positivos (para quien pueda usarlos, claro). Es muy positiva la inteción de facilitar las preferencias personales de aquellas mujeres que quieren un parto menos melicadizado o "más natural".

Sin embargo lo esencial no es esto. Lo esencial es el respeto, y después el ambiente y el acompañamiento adecuados.

De cualquier forma, habrá que ver si realmente esta noticia por fin tiene cumplimiento (recordemos que ya lo anunciaban en Diciembre), asÍ lo parece, por el primer comentario a la noticia en el heraldo.

Fuente: Heraldo de Aragón


Noticias Relacionadas

Articulos Relacionados:

martes, 6 de octubre de 2009

Parir

Este video y este post estan obtenidos y traducido (el texto) de granangular.cat. Trata sobre como algunos hospitales, en este caso catalanes han implementado medidas para conseguir un parto más humano, más seguro y más respetuoso. Aunque, en mi opinión, hay muchas cosas de las que se ven en este video que son mejorables, es un paso muy importante, que por desgracia no se da en hospitales grandes como la Maternidad del Miguel Servet, debido a la jeraquia y a falta de entendimiento y coordinación entre jefaturas de departamento, y también debido a la cerrazón de algunos profesionales. Veamos si estos videos de lugares donde progresan más que ellos les toca la "fibra sensible". O quiza sea mucho esperar, no se....

*******************************

Comentario de las autoras:

En España, muchas mujeres que paren en los hospitales no son las protagonistas de su propio parto, sino un intermediario entre el médico y el bebé. Conscientes de la situación, decidimos hacer un documental que hablara del derecho de la mujer a poder decir la suya, a tener voz y opinión sobre cómo y dónde parir.

Nos pusimos en contacto con el hospital público de Santa Caterina de Salt, en Girona, uno de los pioneros en realizar los partos de la forma menos intervenida posible, respetando los deseos de las mujeres en todo momento. Allí, conocimos Olga Jané, una mujer que pariría en este hospital y que, por tanto, tendría todas las opciones que ella necesitara a su alcance.

Para el equipo del granangular.cat, fue muy emocionante y un honor poder asistir al parto. Fuimos testigos de las prácticas de un parto poco intervenido: Olga esperó hasta el final de su dilatación sin que ninguna prisa y sin que ningún médico acelerara el proceso, pasó las contracciones en una mecedora y una pelota acompañada del su marido e incluso le propusieron entrar en una bañera para parir en ella.




Un documental de
Dúnia Ramiro i Agnès Bibiloni
Imágen: Xisco Tébar, Aslhey Plà, Pol Graell
Sonido: Esther Pastor, Lluís Javierre, Juan Hervás
Montaje: Papitu Serrahima
Sonorización: David Beltran


Fuente: granangular.cat

La Maternidad invisible

Educación emocional desde el útero materno